Al mal funcionamiento futbolístico, escaso acompañamiento de su gente, y la falta de resultados en casa, la derrota del sábado por la noche ante Defensores de Pronunciamiento depositó al rojinegro en zona de descenso. Los de Sergio Arias cayeron 1 a 0 con los entrerrianos por el gol tempranero de Allende, y jamás encontraron los caminos para acercarse al área rival. Así, las situaciones fueron todas en el conjunto de Hernán Orcellet, que perdonó una y otra vez, mientras que el “Milan de Pergamino” volvió a dejar una imagen olvidable.

No gana, no juega, no responde, no nada. Parece una paradoja del destino que 7 días atrás miles de pergaminenses salieron a las calles en caravana a celebrar los 100 años del club, y que el sábado por la noche el nombre que tanta historia posee desfile en la tabla del grupo 2 del Federal A en zona de descenso.

Defensores de Pronunciamiento no hizo más que acentuar la crisis de un equipo al que cualquiera le saca puntos, y en el Miguel Morales más aún, ya que es común en estos tiempos observar a los adversarios marcharse por la manga hacia el túnel con sonrisas de oreja a oreja.

El rojinegro adentro del field es un fiel reflejo de la institución. Sin timón, mucho menos un horizonte donde ir, escasa masa societaria, nulo apoyo de la ciudad, y un caudal de público en la cancha cada día menor, no hace más que reafirmar que la cosa viene torcida y nadie intenta modificarla.

 

Primer Tiempo

En cuanto a lo futbolístico, Depro lo superó de pe a pa en el terreno, imponiéndose en la batalla táctica, y transformándose en un elenco que sabe cómo disputar este tipo de contiendas, prácticamente con la soga al cuello en sus aspiraciones por clasificar.

Los de Hernán Orcellet plantearon un mediocampo harto combativo con la premisa de cortar el circuito del anfitrión. Sin embargo, con Mazza, López y Duma anulados, más Ardetti y Rizzo arriba de Bastianini, éstos fueron por más.

Crecieron los laterales, Gurnel y Villagrán, Allende gravitó con sus escaladas en la izquierda, y en la delantera los tanques, Noir-la figura del partido- y Aguirre, se las ingeniaron para complicar a una endeble e insegura defensa.

De movida Aguirre probó con potencia y exigió a Barucco, que la mandó por encima del travesaño, y en la siguiente se abrió el tanteador, cuando en 11´ Noir pivoteó, giró ante su marca y cedió entre líneas a Ardetti, que asistió a Allende para que dentro del área defina al primer palo del golero venadense y decrete el 1 a 0.

A partir de allí los del norte bonaerense no retornaron jamás al match. El nerviosismo de afuera se trasladó al verde césped en los jugadores, y las ideas se apagaron antes de encenderse, como ocurrió a los 14´ con un error garrafal de Sarulyte, quien quiso tocar con su arquero, la dejó corta y Noir fue cara a cara con Barucco, lo gambeteó, pero inexplicablemente mordió su remate con la valla desguarnecida y la despejó providencialmente Pucheta. Y a los 18´ Aguirre encaró e ingresando en soledad por la derecha optó por el tiro fuerte sin ángulo y la bocha se fue desviada.

A esto, el dueño de casa sin respuestas. Con el pibe López de conductor, buscando sociedad con Mazza, la fórmula para acercarse con peligro a Catriel Orcellet resultó muy escueta y salvo alguna pelota parada, los centrales del visitante, Valente y Álvez no revistieron de laburo extra.

Antes de culminar la primera mitad los entrerrianos por poco no aumentan la ventaja. A los 40´ Blanc se filtró con caño incluido a Henry y mano a mano con Barucco prefirió entregar al medio a la entrada de Noir, acción que fue interceptada por Pucheta, y en los 45´ Ardetti fue el que se animó, enganchó para la pierna inhábil y su zurdazo fue rechazado por el marcador central cordobés con la cola al córner.

 

Segundo Tiempo

En el complemento cotejo cayó en un pozo irrecuperable. Si bien a los 2´ Aguirre metió centro a la cabeza de Noir y el 9 no pudo conectar al gol, el trámite se sumergió en chato, aburrido, desprolijo y monótono, ecuación que favoreció claramente a la visita.

Al “Milan de Pergamino” le costó una enormidad generar aproximaciones de riesgo, y por esa razón el entrenador, Sergio Arias, movió el banco. No obstante, realizó una variante inentendible, porque con casi un período por delante, sacó al único centrodelantero, Girard, y entró Basán con la finalidad de crear.

Al rato “Toti” tiró toda la carne al asador y se jugó con el juvenil Aita, que con sus 16 abriles muestra atributos interesantes, empero no recomendables para este estilo de responsabilidades, y también a Vranken con el objetivo de meter gente en ofensiva.

Igualmente, el azulgrana se acomodó, pasó el sofocón territorial, y anexado a los cambios de Delasoie para dar aire en ataque, Suárez contención y piernas frescas en los volantes, y Valenzuela con la meta de cerrar el resultado, se soltó y estuvo a punto de liquidar el pleito, esta vez con Blanc a los 34´, en el instante en que el ex Atlético Paraná sorprendió con una diagonal, dio mediavuelta contra Pucheta y Sarulyte, y su disparo desde inmejorable ubicación se fue pegado al poste diestro de Barucco.

El reloj transcurrió su curso normal, y el score fue inamovible. Los de San Nicolás 44 perdieron una vez más en el torneo, no consiguieron hasta aquí una victoria de local, y el abucheo de sus hinchas en la despedida es la demostración cabal y fiel de una imagen deplorable, triste, que lo exhibe último en las posiciones, y con destino incierto.

 

SÍNTESIS:

DOUGLAS HAIG 0:

1- Rodrigo Barucco; 4- Ezequiel Santángelo, 2- Martín Pucheta, 6- Matías Sarulyte, 3- Nicolás Henry; 8- Pablo Labbate, 5- Damián Bastianini, 7- Esteban López, 11- Cristian Duma; 10- Pablo Mazza; 9- Cristian Girard.

DT: Sergio Arias.

Suplentes: 12- Nicolás Maza; 13- Agustín Pezzi, 14- Damián Senegalles, 15- Leandro Basán, 16- Guido Montero, 17- Rodrigo Vranken, 18- Braian Aita.

 

DEFENSORES 1:

1- Catriel Orcellet; 4- Yair Gurnel, 6- Iván Valente, 2- Milton Álvez, 3- Mximiliano Villagrán; 8- Gastón Blanc, 7- Juan Carlos Ardetti, 5- Alejandro Rizzo, 11- Cristian Allende; 9- Enzo Noir, 10- Santiago Aguirre.

DT: Hernán Orcellet.

Suplentes: 12- Dilan Nicoletti; 13- Blas Valenzuela, 14- Maximiliano Suárez, 15- Ricardo Acosta, 16- Félix Orode, 17- Kevin Meyer, 18- Emiliano Delasoie.

 

Gol: 11 PT Cristian Allende (DP).

Amonestados: 19 PT Damián Bastianini (DH), 10 ST Iván Valente (D), 39 ST Enzo Noir (D), 40 ST Ezequiel Santángelo (DH).

Cambios: 11 ST Leandro Basán por Cristian Girard (DH), 18 ST Braian Aita por Pablo Labbate (DH), 26 ST Emiliano Delasoie por Santiago Aguirre (D), 33 ST Rodrigo Vranken por Nicolás Henry (DH), 38 ST Maximiliano Suárez por Leandro Allende (D), 43 ST Blas Valenzuela por Enzo Noir (D).

Árbitro: Gastón Diego Monsón Brizuela (Río Tercero).

Asistente 1: Leandro Francisco Núñez (Lobos).

Asistente 2: Walter Omar Ferreyra (La Plata).

Estadio: “Miguel Morales” (Douglas Haig).

FUENTE: LA GLORIA O DEVOTO.

SÍNTESIS: LA GLORIA O DEVOTO / ASCENSO DEL INTERIOR.

FOTOS: PRENSA DE DOUGLAS HAIG.

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))