El cuerpo sin vida de Kerly Alves Loura Menezes estaba en arroyo La Ensenada, cerca del puente Negro.

Menezes se encontraba desaparecida desde el sábado 17 de noviembre, cuando nadaba en la zona conocida como Los Arenales, cercano al Puente Negro junto a otros seis compañeros de su grupo de programa de servicio en una actividad al aire.

El desafortunado desenlace de la búsqueda fue confirmado desde la Universidad Adventista del Plata, donde Kerlyn, de 18 años cursaba la carrera de Medicina. Era oriunda de Brasil, donde culminó sus estudios secundarios en el Instituto Petropolitano Adventista de Ensino. Este año había llegado a la UAP, como tantos otros jóvenes, con el objetivo de cumplir su sueño de ser médica.

“Como institución educativa adventista nos aferramos a la esperanza que nos brinda la Palabra de Dios sobre su pronto regreso y el reencuentro con nuestros seres queridos. Acompañamos en el dolor a los afectos de Kerlyn y rogamos al Padre celestial que consuele a la familia Alves Loura Menezes y a sus amigos en este doloroso momento y ponga paz en sus corazones”, indica un comunicado que lleva la firma del encargado de prensa de la institución educativa, Oscar González.

Arroyo peligroso

La Ensenada tiene, como todos los arroyos de la geografía entrerriana, vados, pozos hondonadas, corrientes que suelen ser subestimados por una aparente escasa profundidad. En la zona de Libertador San Martín ese cauce de agua acompaña la irregularidad del terreno que tiene cuchillas y quebradas.

La Ensenada se ha llevado muchas vidas, sobre todo en el tramo del salto de Arder Egg. En agosto del año pasado, otro estudiante de la UAP. Walter Burgos, de 19 años, oriundo de Santa Cruz, se ahogó en ese lugar. (UNO)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))