La Justicia de Gualeguay comenzó a actuar de oficio ante la presunta comisión de un delito por parte de integrantes de la Policía de Entre Ríos, que el 29 de octubre último detuvieron a un grupo de personas en las instalaciones abandonadas del Frigorífico Equino de Entre Ríos (Feersa), entre ellos a dos periodistas que realizaban una nota con extrabajadores de la planta. Se trata de los periodistas Santiago García y Mariano Beresiartu, del sitio Gualeguay Hoy.

La actuación de la Policía ocurrió tras un llamado al 911 que alertó de la presencia de personas en el precio abandonado del frigorífico, donde existen 25 toneladas de carne en estado de putrefacción luego de la paralización de las actividades en la planta. Quien efectuó el llamado al 911 fue el dirigente sindical Mario González, secretario general del Sindicato de los Trabajadores de la Carne y Afines de la Provincia de Entre Ríos (Sitracaper).

El fiscal Jorge Gutiérrez, de la Unidad Fiscal de Gualeguay, confirmó a Entre Ríos Ahora que está investigación está ahora en marcha. “En este caso se actuó de oficio. El día 29, la Policía informa por escrito que había procedido al traslado de varias personas, entre ellas dos que ejercen el periodismo acá en Gualeguay. Lo hizo luego de haber recibido un llamado al 911. Esta persona que llamó habló de la presencia de personas en la planta del frigorífico, y que estaban ahí sin autorización. Entonces, un grupo de efectivos de la comisaría segunda se dirige al lugar, y constata efectivamente que había presencia de personas en el lugar. También estaba el señor que había llamado al 911, que es un hombre del Sindicato (de la Carne), relacionado con la actividad que desarrollaba este frigorífico. Allí, estas dos personas estaban realizando un trabajo periodístico. Fueron invitados por la Policía a concurrir a la Departamental”, relató el fiscal.

-¿Qué delito se investiga?

-Se está investigando si hubo abuso de autoridad.

-¿No es privación de la libertad?

-No, no. Estos dos periodistas fueron voluntariamente a la Jefatura para que los identifiquen.

-¿Pero por qué tuvieron que identificarlos, tomarles huellas dactilares, fotografiarlos?

-Eso es algo opinable, muy discutible en relación a en qué consiste una identificación policial: si consiste en requerir el documento de identidad , o incluye también extracción de huellas y conformar una ficha de prontuario. En este caso, fue lo que motivó la molestia: que se confeccionaran  dos fichas prontuariales y por eso les tomaron las fotografías.

-¿El denunciante conocía a los trabajadores que estaban el predio del frigorífico, dándoles la nota a los periodistas?

-Sí, totalmente. Es más, ellos discutieron en el lugar. Hubo una discusión, de acuerdo a los testimonios que yo tengo tomados.

-¿Hay alguna imputación a los policías que actuaron?

-A ver: si se imputaría a alguien, es al policía que tomó la decisión. En una patrulla, siempre van dos o tres policías, con un oficial a cargo. En este caso, si hay que establecer la responsabilidad penal de alguien, sería en la figura del oficial que tenía a cargo el traslado de las personas.

-¿Ya tomó declaración al oficial de la Policía?

-No, todavía no. La causa se inicia de oficio. Se agregó la nota periodística que se hizo en el lugar, el parte del policía que avisa de la intervención en el frigorífico. Ya recibimos una entrevista a cada uno de estos periodistas, que brindaron bastantes detalles. Falta recibir los testimonios a los extrabajadores que hablaron en el lugar con los periodistas, para que me cuenten bien qué fue lo que sucedió.

-¿También va a tomarle declaración al sindicalista que denunció al 911?

-Al menos por ahora, no. Voy a esperar a recibir el testimonio de los obreros. Y también voy a citar al policía a cargo del procedimiento para que designe abogado y pueda controlar el proceso de la investigación.

-¿Todavía no lo imputó al policía?

-No está citado a declaración de imputado. Sólo se lo citó para que designe abogado y así poder controlar los próximos pasos, que son muy importantes en procura de determinar si hubo un accionar ilegítimo o no por parte de los policías.

El procedimiento policial se produjo mientras los dos periodistas realizaban una nota en las instalaciones abandonadas del  Frigorífico Equino de Entre Ríos SA  (FEERSA), de Gualeguay, donde constataron la existencia de 25 toneladas de carne en estado de putrefacción guardadas en el lugar.

La investigación penal preparatoria que ahora está en manos del fiscal Gutiérrez fue ordenada, de oficio, por el coordinador de fiscales de la jurisdicción Gualeguay-Victoria-Nogoyá, Jorge Gamal Taleb.

Fuente: Entre Ríos Ahora

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))