La fiscal habló del funcionamiento de la supuesta asociación ilícita entre policías y narcos. Habló de la utilización de remises para distribuir la droga y de zona liberada. Se refirió a los policías que se declararon consumidores.

La investigación de una banda narco de Villaguay, en la que estarían implicados policías de la Jefatura Departamental, provocó un importante cimbronazo institucional, aunque aún resta esperar si habrá más detenidos e imputaciones, que las 15 producidas hasta el momento.

La fiscal federal de Concepción del Uruguay, Josefina Minatta, que instruyó la pesquisa que llevó adelante durante un año y medio el personal de la Dirección Toxicología de la fuerza provincial, dialogó ayer con el sitio 03442, y detalló importantes pormenores de la causa.

“Se está evaluando todo lo que hay en la causa y esperamos las calificaciones legales a los imputados. Hay muchos elementos y entre éstos, las escuchas telefónicas que son contundentes”, afirmó la funcionaria.

 

Servicio “puerta a puerta”

Minatta explicó que la banda operaba, principalmente, en Villaguay, Raíces y Villa Clara, para la comercialización de estupefacientes, con el contacto en el Bajo Flores y Moreno donde estaban los proveedores.

Las transacciones de dinero por drogas se realizaban por medio de un servicio “puerta a puerta”, y se utilizaban dos remises para la distribución de la droga en los distintos domicilios, para que fueran vendidas al menudeo. La empresa de vehículos de alquiler pertenece a dos de los imputados, los hermanos Juan y Nazareno Regalado.

 

Extranjeros y la droga

Por otro lado, la fiscal contó que el sindicado como organizador de la banda es Juan Sebastián Segovia, quien tenía el contacto con el presunto proveedor de las sustancias, Iván Gómez Pereda, un hombre de nacionalidad peruana que operaba en Buenos Aires con su pareja, Belén Leguizamón, de nacionalidad paraguaya.

Para la representante del Ministerio Público Fiscal, existía una zona liberada en el departamento Villaguay: es decir, mediante los avisos sobre investigaciones y procedimientos policiales por parte de los suboficiales y el oficial implicado, los narcos podían comerciar drogas con total impunidad.

El rol de los integrantes

A su vez, Minatta sostuvo que el análisis de las escuchas telefónicas, serán fundamentales para poder establecer estas circunstancias, así como el rol cumplido por cada integrante de la banda.

La fiscal dijo que fue un trabajo largo y que se debía destacar la labor realizada por la Policía de Entre Ríos en este aspecto, que demuestra su interés en el combate al narcotráfico.

El pasado sábado a la mañana se desencadenaron en forma simultánea 24 allanamientos, de los cuales 21 fueron en la ciudad de Villaguay, uno en Raíces Este, otro en Villa Clara y el restante en Moreno, Buenos Aires.

Policías consumidores

Según la información oficial, los detenidos que pertenecen a la policía de Entre Ríos son el cabo de Fabián Eduardo Gómez, el sargento Félix Leonardo Lugren, el sargento primero Ricardo Rorh y el subcomisario Víctor Andrés Ferreyra.

Gómez y Lugren, en sus declaraciones indagatorias, afirmaron que son consumidores y que por eso, podrían haber tenido algún contacto con un vendedor, pero que no tienen nada que ver con la organización.

Al respecto, la fiscal Minatta dijo que ambos podrían ser imputados y sancionados ya que tenían conocimiento de quiénes vendían las drogas, y en su rol de policías, debían haberlo denunciado.

Además, hay otros dos funcionarios policiales que fueron detenidos y puestos en libertad, pero se dispuso separarlos de sus cargos y pasarlos a disponibilidad mientras se desarrolla la investigación. (El Once)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))