La autorización para el quinto incremento del año la otorgó la Secretaría de Salud que conduce Adolfo Luis Rubinstein, a través de la Resolución 262/2018 publicada este miércoles en el Boletín Oficial.

El Gobierno autorizó hoy a las empresas de medicina prepaga a aplicar un nuevo incremento, el quinto del año, del 8,5% a partir del 1 de diciembre próximo.

Con esta nueva suba, las cuotas mensuales que pagan 6.200.000 personas en la Argentina, acumularán un alza del 40,8% a lo largo de 2018.

La autorización para el quinto incremento del año la otorgó la Secretaría de Salud que conduce Adolfo Luis Rubinstein, a través de la Resolución 262/2018 publicada este miércoles en el Boletín Oficial.

“Autorizase a todas las entidades de Medicina Prepaga a incrementar el valor autorizado (de la cuota) en un 8,5% a partir del 1º de diciembre de 2018”, dice la medida.

La secretaría de Salud argumentó que la Superintendencia de Servicios de Salud evaluó la caracterización del sector de las empresas y “revisó el incremento de costos del sector”.

“Que del análisis realizado, surge que resulta razonable autorizar un aumento general, complementario y acumulativo, de aquel que fuera aprobado el 30 de agosto”, dijo Salud.

El de diciembre será el quinto aumento del año: hubo subas de 4% en febrero; 7,5% en junio; 7,5% en agosto; y 8% en octubre. Con el de diciembre, en el año los incrementos suman un 40,8%.

Con esta autorización, las empresas de medicina prepaga superarán este año una facturación de 130.000 millones de pesos, según datos del sector.

La Ley Nº 26.682 establece el Marco Regulatorio de Medicina Prepaga y le da al Gobierno la potestad para regular precios y tarifas.

Las empresas de medicina Prepaga tienen unos 6.200.000 afiliados, de los cuáles sólo 1.200.000 son voluntarios, es decir, contrataron el servicio por su cuenta.

Del resto, el grueso deriva sus aportes de la Seguridad Social a la prepaga a través de las obras sociales y los afiliados deben pagar, en caso de corresponder, la diferencia con relación al monto del plan privado.

Como el salario sigue cayendo en términos reales, se acrecienta el pago diferencial, por lo que cada vez más trabajadores se pasan a obras sociales sindicales para no tener que pagar.

El universo de afiliados voluntarios también viene cayendo fuertemente: en 2003 eran 3.000.000 de personas las que contrataban el servicio por su cuente, hoy sólo 1.200.000.

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))