El juicio dio inicio el pasado 17 de noviembre en el Tribunal Oral Penal de Mercedes. Los acusados fueron el ex Comisario Hugo Novelli y Héctor Fabián Izaguirre, el “empleado infiel” que colaboró con el delito de abigeato.

De acuerdo a fuentes consultadas por el sitio Tal Cual, en la mañana de este martes, el Tribunal Oral Penal de Mercedes Corrientes condenó a 5 años y 4 meses de prisión efectiva al Comisario Novelli, mientras que a su cómplice Héctor Fabián Izaguirre le impuso la pena de 4 años y 6 meses de prisión.

El cumplimiento de esta pena, si bien está abierta la instancia de la apelación por parte de la defensa técnica de los condenados, se cumpliría en la Cárcel de la ciudad de Corrientes, aunque todavía este digital no pudo confirmar esta especie.

De acuerdo a lo que constaba en el requerimiento de elevación a juicio, a comienzos del mes de noviembre del año 2016, el imputado Hugo Santiago Novelli posee una empresa de engorde animales vacunos, tipo feedlot en el barrio Estación de la localidad de San Jaime de la Frontera, provincia Entre Ríos.

Este hombre se apoderó ilegítimamente de aproximadamente 45 animales vacunos de categoría terneros de raza Bradford pampizados, que se encontraban en el establecimiento rural denominado, La Escondida en la segunda sección rural del departamento de Curuzú Cuatiá provincia de Corrientes.

La Escondida, era arrendada por Guillermo Aníbal Batalla (damnificado) y de acuerdo a lo investigado y que se debe probar en el juicio, el ex comisario contó con la cooperación necesaria de Héctor Fabián Izaguirre, también imputado y quien era el único empleado del establecimiento damnificado.

Según el caso, Izaguirre habría sido quien permitió la sustracción de los animales y la justicia cree que sin cuyo auxilio no habría podido cometerse el ilícito consumado por la cantidad de animales sustraídos y no podrían haber sido sacados del campo sin ser advertida la maniobra por el empleado cuidador del mismo.

Además, el imputado Novelli contó con la cooperación de otras personas, aún no identificadas en el traslado de los animales en un vehículo automotor tipo camioneta con tráiler, hasta su establecimiento engorde en San Jaime provincia Entre Ríos donde le puso su marca y señal a algunos y le quitó a otras las caravanas de colores que tenían puesta para distinguir machos de hembra.

El denunciante comenzó advertir la faltante de animales al realizar la última vacunación de aftosa a fines del mes de noviembre del 2016 notando primero la faltante de 10 animales vacunos, terneros de la raza Bradford de aproximadamente cinco meses de vida. Luego se dio cuenta que le faltaban 45 vacunos. (Tal Cual Chajarí)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))