Los famosos cuadernos que destaparon un escándalo nacional condujeron a la figura de un abogado de la Histórica.

Un uruguayense es presentado como el “Señor Mario” en los cuadernos del chofer Oscar Centeno. Aparece asociado al empresario arrepentido Juan Carlos de Goycoechea y desde su entorno niegan que haya hecho estos “aportes”.

“Lo llevé al licenciado Roberto Baratta y al Ing Ezequiel García a Maipú 741 -1º B y el señor ‘Mario’ el que atendía y lo llamaba por celular a García, lo esperaba en el piso 1º B, bajó del auto solamente García y a los 10′ bajó del 1º Piso ‘B’ con una mochila con dinero“, escribió el chofer de Baratta el viernes 15 de mayo de 2009 en uno de los cuadernos relevados por el periodista Diego Cabot, en el diario La Nación.

 

Los viajes de Centeno a lo del Señor Mario

Según sus minuciosos registros, a esa misma dirección había ido Centeno también el día anterior, de donde Baratta y García bajaron con dos bolsos con dinero. Se sumaron a los que ya tenían en el auto y en los que -según estimó el chofer devenido en escriba- había USD 1.300.000.

¿Quién era el “Mario” al que iban a ver el segundo de Julio De Vido y el ex director de Energías Renovables a esa dirección, de la que luego se retiraban con bolsos llenos de dinero? Se trata del abogado uruguayense Mario José Maxit, entonces Director Comercial de la sucursal argentina de Isolux-Corsan, cuyo estudio jurídico funcionaba -hasta hace no mucho- en ese edificio en el microcentro porteño.

Esa dirección en la Ciudad de Buenos Aires fue identificada posteriormente por Centeno en sus cuadernos como de la empresa española Isolux, mencionada numerosas veces en sus anotaciones, que comienzan en 2005 y se extienden hasta 2015.

Según se desprende de los registros en los cuadernos, la sucursal argentina de Isolux le pagó a funcionarios del gobierno kirchnerista al menos USD 12,6 millones. A esa cifra se suman otros montos de dinero en efectivo no identificados por Centeno, que fueron entregados en tres bolsos, una valija “de más o menos 40 kilos”, una bolsa y una mochila.

Mario Maxit, el uruguayense que aparece nombrado por Centeno.

Aún fuera de la causa y el problema de los aportes

Maxit no figura, hasta ahora, en la causa que lleva adelante el juez Claudio Bonadío. Sí el ex presidente de la sucursal argentina de Isolux, Juan Carlos de Goycoechea, de quien es socio en varias empresas. Este abogado cordobés se convirtió en el primer empresario arrepentido, tras lo cual recuperó su libertad el viernes 3 de agosto al llegar a un acuerdo con el fiscal Carlos Stornelli.

Desde el entorno de Maxit, negaron que haya hecho “aportes” en efectivo a algún ex funcionario y señalaron que “quien se ocupaba de los pagos era Goycoechea, tal como ya aclaró en la causa“.

Es que el ex titular de Isolux-Corsan Argentina ya admitió esos pagos al gobierno de Cristina Kircher, aunque por montos menores a los que figuran en el expediente, y según su versión, fue porque lo “apretaban” pidiéndole plata para las campañas electorales.

Goycoechea no aparece como aportante de la campaña electoral de Cristina Kirchner para las presidenciales de 2007, pero sí Maxit, con $40.000, según el informe presentado por el Frente para la Victoria ante la Justicia electoral. Lo hizo un año después de ingresar a Isolux. En relación a las “visitas” de los ex funcionarios a su estudio, desde su círculo de confianza afirmaron que “no estaba al tanto de esos encuentros” y que “Goycoechea tenía una llave de esa oficina e iba cuando quería“.

Si bien en el entorno de Maxit no negaron la existencia de reuniones con Baratta y García -muchas de ellas en el propio Ministerio de Planificación-, aclararon que eran “por temas laborales, ya que Isolux tenía varias obras de energía en ejecución” en ese momento, y que participaban también Goycoechea y otros técnicos de la empresa. Asimismo, destacaron que la intervención de Maxit era “un asesoramiento desde lo jurídico”.

Un ex directivo de Isolux con el que habló el medio bonaerense Infobae, identificó a Maxit como la mano derecha de Goycoechea y reveló que quienes no simpatizaban con su gestión en la empresa, lo habían apodado “Sonny”, por el primer hijo de Vito Corleone en la saga El Padrino. (La calle)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))