Conforme pasan las audiencias, crecen los rumores dentro y fuera del recinto entorno a la única imputada por el crimen de Pastorizzo y su abogado defensor, Horacio Dargains.

“Es quien la contiene. Va seguido a verla a la comisaría, siempre se hace un hueco para estar con ella”, aseguran fuentes policiales que se encuentran en el entorno más próximo de la joven durante sus días de presidio.

“Es raro, da la sensación que hace más que contenerla”, suman las voces que observan en los pasillos de Tribunales.

Y quienes se atreven a ir más lejos con las especulaciones, agregan: “Que no te extrañe que después de la sentencia, se blanquee lo que hay entre los dos”.

El abogado Horacio José Dargains es miembro de la Policía de Entre Ríos y se recibió como abogado en la Universidad de Concepción del Uruguay. Guarda un vínculo estrecho con su compañero de armas Marcelo Galarza, padre de la joven imputada por el crimen de Fernando Pastorizzo y a quien Dargains defiende desde el primer momento. Hubo cambios en la Defensa Técnica de la joven, pero Dargains resiste cualquier tipo de cambio.

“Desde el comienzo ha sido de un gran apoyo para Nahir”, cuentan miembros del cerrado círculo de los Galarza. “Es quien lleva los papeles del caso, como lo hizo con Rebossio”, dicen algunos de sus colegas.

Lo cierto es que los roles están visiblemente definidos: El abogado José Ostolaza se ocupa de la estrategia de la Defensa Técnica mientras que Dargains de la contención a la joven.

Incluso a veces, da la sensación de que el juicio pasa por un determinado lugar mientras que la joven -adherida a su defensor- se encuentra en otra sintonía. Salvo en aquellos momentos en los que rompe en llanto, casi siempre frente a un testimonio que hace referencia a la violencia de género que, según sostiene la Defensa, Pastorizzo ejercía sobre Galarza.

Desde aquella primera audiencia de la semana pasada, el contacto físico de Nahir con su defensor ha ido incrementando llamativamente, pese al nutrido público en la sala: de la consulta al oído, a la risa apagada y en secreto; de señalar algo en el celular de Dargains hasta escuchar esta mañana el testimonio de su vecina mientras permanecía recostada en el hombro del abogado.

Crecen las manifestaciones públicas de confianza entre ambos, mientras Ostolaza aboga por la defensa de la joven de 20 años, casi en soledad.

Abrazos, sonrisas, movimientos que resultan extraños en el vínculo defensor-defendida, generaron este lunes mayores comentarios en los pasillos de Tribunales, a tal punto que se volvió el principal tema de conversación del cuarto intermedio que partió la jornada.

Consultado por R2820 , el defensor de Galarza negó cualquier vínculo personal: “Solamente la contengo; está destrozada y revive cada testimonio que hace referencia a la violencia que sufrió. Eso es todo”.

“Fui abogado de su padre, Marcelo Galarza, en cuestiones de familia. No sabia de la existencia de Nahir hasta que ocurrió esta situación, y no tengo ningún otro tipo de relación”, aseguró Dargains, quien -según trascendió- se separó de la pareja con la que convivía hasta la semana pasada. (R2820)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))