Serían cinco uniformados que quedaron envueltos en un episodio ocurrido a principios de mayo. Los paceños esperan más respuestas sobre el hecho.

Integrantes de la Prefectura Naval Argentina con asiento en La Paz están siendo investigados por un episodio relacionado con drogas desde hace aproximadamente un mes. Desde la fuerza no confirmaron ni negaron tal información, pero pidieron remitirse al Juzgado Federal de Paraná, donde indicaron que se sustancia la causa por el hecho. El inicio de la historia se podría remontar un par de años atrás. A fines de 2015, un auto fue secuestrado por transporte de un cargamento de droga, decomisado y luego entregado a la fuerza federal para tareas operativas. Al parecer, no habría sido requisado a fondo, por lo que tiempo después un grupo de efectivos que estaban utilizando el vehículo encontraron varios ladrillos de marihuana y dinero debajo del asiento trasero. Los prefectos que la hallaron no avisaron a sus superiores, se quedaron con la droga y la plata. Pero uno de ellos resultó ser honesto, los denunció y se abrió una investigación que terminó con los uniformados investigados.

En medio de un total hermetismo, a principios de mayo se realizaron procedimientos. Fm Rio adelantó el episodio que se está investigando, y las autoridades de la Prefectura señalaron que la causa se tramita en el Juzgado Federal de Paraná.

La historia comenzó el 17 de diciembre de 2015, cuando policías del puesto caminero Paso Telégrafo, al norte de La Paz, hacían un control de vehículos y detuvieron la marcha de un Fiat Gran Siena, patente NMS 502, conducido por Roberto Romero Ramírez, quien iba acompañado por Carolina Amarilla Guayuán, ambos paraguayos que vivían en Lomas de Zamora. Por el nerviosismo del hombre, llevaron al perro detector de narcóticos, el cual marcó la presencia de droga. Así, se encontraron 140 ladrillos de marihuana, ocultos en guardabarros, en los paneles de las puertas, en la rueda de auxilio, en los respaldos y pisos de los asientos y en el torpedo. Los ocupantes del auto fueron condenados por Transporte de estupefacientes en un juicio abreviado, hace un año. En tanto, el vehículo fue decomisado y luego entregado a la Prefectura de La Paz.

Tiempo después, el Gran Siena volvió a ser el centro de un nuevo hecho, del cual todavía restan aclararse muchas cosas.

Según informaron fuentes allegadas a la investigación, un grupo de prefectos advirtió la presencia de droga debajo de un asiento (se hablaba de 12 o 13 ladrillos de marihuana, pero sobre la cantidad no hay demasiada precisión), y también una importante suma de dinero. A uno de los uniformados al otro día le tocaba su franco, por lo que no fue a trabajar. Pero al día siguiente, cuando regresó, preguntó por la droga y le dijeron que nadie había informado nada a los superiores; palabras más, palabras menos, que iban a dejar las cosas como si nada hubiera ocurrido.

El investigador que aportó la información indicó que este prefecto no quiso ser parte de esta maniobra corrupta, por lo que se dirigió directamente a Rosario, donde se encuentra el jefe de la zona que comprende la delegación de La Paz, y denunció el hecho.

En los primeros días de mayo se llevó adelante un procedimiento en el puerto de La Paz, que alertó a muchos transeúntes, pero nada se informó oficialmente al respecto. Uniformados requisaban el auto en cuestión, y en otro lugar de la misma ciudad allanaron la vivienda de un prefecto. Allí habrían encontrado droga, pero no la plata.

Desde entonces, hay silencio de radio en torno al tema. Seguramente se estaría profundizando la investigación. Aunque en principio parece un hecho aislado en el que efectivos de una fuerza de seguridad habrían hecho todo lo contrario a lo que debían hacer, no se descarta que se encuentren lazos con otras personas implicadas en hechos ilícitos. Se indicó que los implicados fueron trasladados a otras ciudades del país.

Con el avance de la instrucción de la causa se podrían conocer más datos y detalles de un episodio sobre el cual los habitantes de la ciudad de La Paz esperan respuestas.

Fuente: Uno Entre Ríos

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))