Estacionado quedó entre dos árboles, un auto que fue embestido por otro que se dio a la fuga en la ciudad de Colón. Los Bomberos Voluntarios debieron utilizar una grúa para retirar el vehículo. El que chocó olvidó su patente en el lugar.

Un insólito accidente llamó la atención de todos los ciudadanos de Colón, al igual que los Bomberos Voluntarios de la ciudad, cuando llegaron al lugar para retirar el vehículo.

Lo cierto es que el pasado sábado por la tarde, mientras el personal de Bomberos Voluntarios realizaba la exposición de sus móviles en la plaza de la ciudad, debido al Día del Bombero Voluntario, debieron acudir a un accidente que ocurrió a pocas cuadras del lugar, supo Elonce.

Según indicaron desde el cuartel, se dirigieron a calle San Martín, donde un vehículo había sido chocado por otro que se dio a la fuga, pero el vehículo embestido había quedado sobre la vereda.

Al llegar al lugar, se encontraron con una insólita postal que parecía un truco de magia: sobre la vereda estaba un Nissan Sentra color bordeaux, perfectamente encajado entre dos árboles y dispuesto como si fuera un movimiento del Tetris.

La primera reacción de los bomberos del Móvil 3002, habría sido sacarse el casco, rascarse la cabeza y pensar cómo retiraban el auto del lugar.

Debido a la misteriosa maniobra que permitió al auto encajar entre dos árboles, los Bomberos Voluntarios de Colón, debieron pedir la intervención de una grúa para poder retirar el Nissan Sentra, supo Elonce.

Según indicaron este martes a Elonce, el auto fue chocado por otro vehículo, subió a la vereda, chocó un árbol y encajó entre ambos. Además, los Bomberos contaron que la chapa patente del vehículo que chocó y se dio a la fuga, quedó en el lugar, por lo que la policía lo ubicó, horas después, señalaron a este medio. (El Once)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))