El buque Carlos Bolten, de bandera portuguesa, zarpó a las 16:00 de ayer del puerto de Concepción del Uruguay con 12.432 toneladas de arroz en bolsa en sus bodegas, con destino a la terminal Del Guazú, en el sur de Entre Ríos, donde completará la carga que trasladará hasta Irak, destino de la exportación. El ultramarino, el primero en este 2018, arribó el viernes 6 en los muelles 3 y 4.

Al respecto, el presidente del Instituto Portuario Provincial de Entre Ríos (Ipper), Carlos Schepens, manifestó que la terminal fluvial uruguayense “tiene la importancia de la logística, que define si el negocio es viable o no. Como bien lo dijo el gobernador Gustavo Bordet, esa larga lucha, que tuvimos los intendentes del Comité Hidrovía, se vio reflejada con los trabajos de Jan de Nul, empresa que lleva ya certificados cuatro pasos dragados. En agosto y septiembre tendremos la suerte de ver a la draga”.

Al referirse a la madera, dijo que “se ha trabajado mucho –incluso hubo pautada una importante reunión- y se ha venido avanzado tanto con el puerto de Concepción del Uruguay como con el de Diamante y el de Ibicuy. No sólo para sacar la producción entrerriana sino la de la región. La madera seguramente vendrá del Litoral al igual que los cítricos. Se abrirá así un panorama que dependerá de las autoridades y del empresariado para retomar las actividades y generar trabajo genuino para la gente”.

“Nunca estuvimos tan cerca, porque tendremos el dragado más 3 años de mantenimiento. Estamos en un muy buen camino”, resaltó el funcionario provincial. (La calle)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))