La junta interna y los delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en el Hospital Justo José de Urquiza mantuvieron una audiencia con el director del establecimiento, Pablo Lombardi. El encuentro se produjo en el marco de la problemática suscitada ante la falta de cobertura de cargos, principalmente en el área de Enfermería y de Mucamos, ante “el desmedido incremento” en la demanda de atención, por parte de no solo residentes en el departamento Uruguay sino, también, de distritos del sur, centro y norte de Entre Ríos.

Como dato ilustrativo, consignó que en la Guardia pasan, por día, entre 400 y 500 pacientes. De ahí que destacó la dedicación del personal. “El Hospital está en buenas condiciones y cumple con lo que se puede. Por ahora, la situación se puede solventar, pero nos preguntamos: ¿hasta cuándo?”

Al respecto, el secretario gremial de la Seccional Uruguay, Martín Amerio, valoró que tanto Lombardi como su equipo técnico hagan todo (el esfuerzo) posible. Si bien desde ATE se entiende la situación que atraviesa el nosocomio, “como consecuencia del Pacto Fiscal, que condiciona presupuestariamente”, pero se sostiene que “no siempre los empleados ni las instituciones hospitalarias deben pagar las consecuencias de los actos de gobiernos”. En este sentido, no se entiende cómo “el presupuesto de salud, teniendo en cuenta la inflación, sigue siendo el mismo que hace 1 año. Tampoco cómo puede haber aumentos desmedidos de un solo pago y aumentos en cuotas para la clase trabajadora”.

“El doctor Lombardi tiene toda la buena voluntad y nosotros, desde ATE, nos comprometemos a ayudar en lo que se pueda”, resaltó. El dirigente sindical dijo que “en el Hospital se trabaja hoy en armonía: hay un diálogo fluido entre todos los sectores. Pero vemos que hay un panorama complejo, pues desde la Provincia se recortó el cupo de suplencias: lo que antes se cubría con 60 personas, hoy se hace con 30. De ahí la complejidad, ya que no se cuenta con la planta de personal que debería tener cada sector”.

En cuanto a las negociaciones por la recomposición, Amerio dijo que “la paritaria en Entre Ríos fue rechazada luego de una nueva oferta del 8% retroactivo a marzo, un 6% en junio, que se adelantó respecto al pago de agosto, y un 3%, que se desea se discuta nuevamente en julio, un piso mínimo de $13.500 y $15.000 para los que menos ganan. A su vez, desde ATE se reclama por “el pase a planta permanente y la recategorización”.

A todo esto, manifestó que el titular de la Seccional, Martín Calisaya, lleva adelante intensas gestiones a nivel provincial por cargos, tanto para el Hospital como para el Centro Bartolomé Giacomotti. Además, puso de relieve el acompañamiento de la ciudadanía durante la asamblea y el paro de actividades. (La calle)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))