El juez de Garantías, Mario Figueroa, admitió ayer todas las evidencias que presentaron Fiscalía, querella y defensa. Nada quedó fuera, todo fue incorporado, incluyendo a los consultores técnicos. El Legajo fue elevado a juicio y el martes se enviará un oficio al Tribunal, que tendrá 10 días para fijar fecha de debate.

La fecha tentativa para el esperado juicio oral y público contra Nahir Galarza por el homicidio de Fernando Pastorizzo podría ser a fines de mayo o principios de junio, pero es seguro sucederá antes de la feria judicial de invierno. Será confirmada cuando la semana próxima venza el tiempo que tienen las partes para presentar impugnaciones y el Tribunal de Juicios se tome los 10 días para disponer la realización.

El próximo lunes 16 comenzará a ser juzgado en Paraná el cura Justo Ilarraz, acusado de abuso de menores. Las audiencias se extenderán a lo largo de abril y se espera que los alegatos de clausura se realicen el 11 de mayo. La presidenta en ese juicio será Alicia Vivian, que estará acompañada por Carolina Castagno y Gustavo Pimentel.

La actuación de la vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú en el juicio al cura Ilaraz se debe a que muchos jueces de Paraná y de distintos puntos de Entre Ríos fueron recusados y Vivian fue una de las pocas funcionarias en no ser señalada por la defensa. Esta designación es la que origina la demora en la agenda judicial de Gualeguaychú y se deberá aguardar la finalización de ese debate para luego iniciar el juicio a Nahir Galarza con la presencia de Vivian.

 

La elevación

Finalmente ayer se realizó la audiencia en donde se dio por finalizada la primera etapa de la causa Pastorizzo y el Juez de Garantías, Mario Figueroa, decidió elevar las actuaciones al Tribunal de Gualeguaychú para que disponga fecha de debate.

La audiencia comenzó poco antes de las 9 y se desarrolló hasta pasado el mediodía. Durante ese lapso de tiempo, la Fiscalía -integrada por Sergio Rondoni Caffa y Lisandro Beherán – expuso los argumentos que existen en la investigación contra Nahir Galarza y confirmó la imputación por Homicidio doblemente agravado por el vínculo y el uso de arma de fuego.

Las querellas, compuestas por Rubén Virué – en representación de Silvia Mantegazza – y Sebastián Arrechea y Juan Carlos Peragallo – abogados de Gustavo Pastorizzo- coincidieron en lo expuesto por los fiscales, pero sumaron a la imputación el agravante de la alevosía.

El Juez Figueroa señaló que la acusación se debe unificar en lo expuesto por la Fiscalía y por lo tanto remitió a juicio la imputación de homicidio doblemente calificado. Esto no significa que la figura de la alevosía como tercer agravante quedará exenta en un juicio. Figueroa sólo eleva una clasificación provisoria y la alevosía podrá ser solicitada por la querella en el debate, e incluso el propio Tribunal de oficio puede incorporar la figura.

La defensa, compuesta por José Ostolaza, Darío Germanier y Horacio Dargainz, trató que las dos primeras declaraciones de Nahir Galarza – en calidad de testigo la primera y como imputada la segunda- fueran desestimadas, pero Beherán se opuso argumentando que en la primera de ellas declaró bajo juramento y en la siguiente, cuando se responsabilizó del hecho, fue liberada del juramento y se le informó que estaba en su derecho abstenerse, pero junto a su abogado defensor presente decidió declarar.

Ostolaza adelantó en su intervención ante Figueroa que en el juicio se insistirá en el homicidio culposo y que se ahondará en la supuesta violencia de género a la que estaba sometida Nahir Galarza. Ante esto, Beherán salió al cruce y mencionó que la Fiscalía cuenta con un certificado en el que consta que en los cinco años desde la implementación del Código Penal vigente “no hay ninguna denuncia de ningún miembro de la familia Galarza por violencia de género en comisarías o en Fiscalía”.

Por otra parte, Arrechea mencionó que se pondrá énfasis en el tipo de arma que se utilizó para el crimen y en el funcionamiento técnico, y que para ello esta querella cuenta con animación del funcionamiento de una pistola 9mm en la cual se evidencia la imposibilidad de un disparo accidental como mencionó la imputada en la ampliación de declaración.

Figueroa decidió admitir todas las evidencias de los acusadores y las presentaciones de la defensa, e incluso hasta se incorporaron los consultores técnicos de ambas partes. Será materia de los tres jueces que llevarán adelante el juicio los que podrán desestimar o no la incorporación como prueba de distintas evidencias. (El Día)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))