Los datos oficiales ilustran que en 2017 se pasó de los 997 comedores escolares a los 1.100.

La ministra de Desarrollo Social de Entre Ríos, María Laura Stratta, consignó que, desde fines de 2016 y durante 2017, se incorporaron 4.000 nuevas raciones en comedores, cuyo número también se incrementó.

La ministra de Desarrollo Social de la provincia, Laura Stratta, se refirió al aumento de la demanda alimentaria en toda la provincia. En una entrevista radial, contó que desde fines de 2016 y durante 2017 se incorporaron 4.000 nuevas raciones alimentarias en comedores. “Pasamos de tener 83.000 a 87.000 raciones diarias”, precisó. Describió asimismo el incremento en las copas de leche, de las cuales la cartera que conduce entregaba “285 y pasó a 327”, lo que significa de “35.000 a 42.000 chicos más”. Agregó que el crecimiento de las demandas se repite en todo el país: “Encontramos correlato en lo discursivo pero eso no se traduce en inversión. El 80 por ciento de los fondos con los que contamos son provinciales”.

En declaraciones al programa En el dos mil también (FM Nueva Litoral), la ministra de Desarrollo Social de la provincia aseveró que “hay mayor demanda de cobertura social”. Puso en duda los datos dados a conocer la semana pasada del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec) sobre la supuesta disminución de la pobreza. “Organismos como Unicef salió a decir que había preocupación por la niñez”, marcó. “Nosotros desde el Ministerio registramos un aumento de las demandas sociales. Y las demandas las notamos en temas de política alimentaria y necesidades básicas que no se cubren. Crece matrícula en comedores escolares y comunitarios”, asentó.

 

Los datos

“En 2017 pasamos de tener 997 comedores escolares a tener cerca de 1.100 comedores escolares. Aumenta matrícula de raciones diarias y también los pedidos de escuelas que no tenían comedores y que hoy sí nos están demandando. Pasamos de tener 83.000 raciones diarias a tener 87.000 raciones diarias. Son 4.000 chicos más en 2017. El registro es de fines de 2016 y todo 2017”, precisó.

En cuanto a la copa de leche, Stratta dijo que pasaron “de 285 a 327, que significa de 35.000 a 42.000 chicos más”. “La copa de leche se gestiona en las escuelas secundarias que generalmente no piden comedores escolares. Es ahí donde notamos con más fuerza el crecimiento de la demanda social. Esa es la realidad y lo que nos demandan comedores escolares, clubes, municipios e instituciones intermedias para trabajar módulos alimentarios, vestimenta y abrigo”, describió.

“Esto no solo tiene que ver con las partidas que otorga el Ministerio, sino que se evalúa porque se requiere toda una estructura de cocina y personal, y es una decisión del Ministerio acompañar la demanda. Porque cuando un directivo escribió una nota solicitando, es porque registró la demanda en la población escolar”, apuntó.

Entre otros puntos, la funcionaria provincial dijo que trabajan “para dejar de ser un Ministerio de acción social y pasar a ser un Ministerio de Desarrollo Social, pero si no cubrimos las necesidades básicas, no podemos implementar herramientas de desarrollo social”, lamentó. “Si no hay un niño con la panza llena, vestido y abrigado, no podemos intervenir en otras aristas. Tratamos de complementar cuestiones neurálgicas, pero la realidad nos demanda y nos cuestiona acerca de lo que venimos haciendo, reprogramando en función de lo que estamos viendo. Hay sectores muy vulnerables para atender y no pueden esperar las decisiones políticas”. (La calle)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))