Un ciudadano argentino, que sería funcionario de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en su sección Aduana, fue sorprendido ayer jueves en momentos en que, junto a un ciudadano uruguayo, estaban pasando un electrodoméstico de un auto matriculado en Paysandú a un Chevrolet Corsa matriculado en Argentina para, aparentemente, llevarlo a la otra orilla.

Según pudo saber el diario El Telégrafo, los dos vehículos estaban estacionados -con el baúl uno frente al otro- en una oscura calle vecinal en la zona de Avenida de las Américas y bulevar Artigas de Paysandú.

Ante la duda de lo que podía tratarse, y en la eventualidad que fuera una situación que pudiera salirse de control, se presentaron en el lugar varios vehículos policiales, en un procedimiento encabezado por la Seccional 5ª y la dirección de Investigaciones, con el apoyo del grupo Halcón y del Grupo de Respuesta Táctica, así como funcionarios de la Dirección Nacional de Aduanas.

El conductor del auto argentino, que estaría identificado como aduanero que trabajaría en el control de frontera del puente Paysandú-Colón, presentó un alto nivel de alcohol en sangre cuando se le hizo la espirometría de rigor que marca el protocolo, por lo que se le retuvo la licencia de conducir.

El caso continuaba anoche con la intervención de Movilidad Urbana de la Intendencia y de la Aduana uruguaya, analizándose la responsabilidad que le compete a cada uno de los participantes.

Fuente: El Telégrafo

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))