La basura se acumula en muchos espacios de la ciudad y los cauces de agua reciben los derivados.

A través de un comunicado, los asambleístas uruguayenses reiteraron el pedido de declaración de emergencia sanitaria, ante el preocupante crecimiento en la contaminación de las aguas.

A través de un comunicado, desde la Asamblea Ambiental de Concepción del Uruguay sostuvieron y reiteraron el pedido público, hecho la semana pasada, “para que se declare la emergencia sanitaria”, debido “al alto grado de contaminación y degradación que provocan, sobre todo, en las cuentas naturales que corren dentro del ejido urbano y lo atraviesan, convertidas en verdaderos efluentes cloacales. Al que se suman otros focos altamente contaminantes: el basural y los basurales a cielo abierto, desechos industriales, la contaminación que provocan los frigoríficos, los casos de leptospirosis, sumado el enorme perjuicio que ocasionan los agrotóxicos, el agua que debiera ser de óptima calidad y potable”. Al respecto, se hizo saber que se elevará un pedido formal al Concejo Deliberante para su tratamiento.

“No menos preocupante es tomar conocimiento de un emprendimiento privado sobre humedales, a la vera izquierda del arroyo Molino, frente al Yacht Club, que tiene por finalidad construir un gran amarre para embarcaciones, cavando el fondo del lecho de la laguna; motivo por el cual expresamos, una vez más, nuestro más enérgico repudio, porque atenta contra uno de los pocos humedales que siguen con vida propia, cumpliendo su función fundamental de regular y purificar las corrientes de las cuencas de la inmediación y conservar la biodiversidad en plenitud. Solicitaremos formalmente al Ejecutivo Municipal nos haga llegar el texto completo del informe sobre impacto ambiental y todo tipo de documentación que nos permita dilucidar la magnitud del emprendimiento y los daños que puedan ocasionar a la naturaleza.

Los vecinos que deseen sumarse y aportar propuestas podrán concurrir los martes, a las 19:30, a la sede gremial de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), en Almafuerte 729.

 

La denuncia

En ese marco, los vecinos denuncian que “el intendente (José) Lauritto no está dispuesto a llevar a delante la obra que beneficiaría a los vecinos del Barrio Mataderos” y que “los concejales no están en condiciones de exigirle nada al Ejecutivo para que cumpla con los plazos establecidos en el Presupuesto Participativo que ganó por el voto de la mayoría de los vecinos y que compromete la intervención profesional y estudiantil de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) en sus carreras de Ciencias de la Salud y Ambiental”.

 

La situación de los cursos naturales de agua

En tal sentido, denuncian que “cada uno de los cursos naturales: El Curro, El Gato, El Molino, Cañada de Lemos, arroyo La China, Itapé y Las Ánimas –que atraviesa la ciudad- se han transformado en verdaderos efluentes cloacales”.

Respecto de la situación de la Cañada de Lemos, indican que “ha pasado el tiempo y pareciera que el intendente Lauritto no está dispuesto a llevar a delante la obra que beneficiaría a los vecinos del Barrio Mataderos, y los concejales no están en condiciones de exigirle nada al Ejecutivo para que cumpla con los plazos establecidos en el Presupuesto Participativo que ganó por el voto de la mayoría de los vecinos y que compromete la intervención profesional y estudiantil de la UNER, en sus carreras de Ciencias de la Salud y Ambiental”.

“Por todo esto, por los efluentes cloacales, el basural y los basurales a cielo abierto, la falta de calidad en el agua que debiera ser potable, la contaminación que provocan los frigoríficos avícolas y los casos de leptospirosis, sumado el enorme perjuicio que ocasionan los agrotóxicos, proponemos que se declare la emergencia sanitaria”, sentenciaron. (La calle)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))