La defensa buscará hoy en Gualeguay la excarcelación de Nahir Galarza, la única imputada por el crimen de Fernando Pastorizzo. Hasta el momento eso se le ha negado en cinco oportunidades.

Ante el Tribunal Superior de Juicios y Apelaciones de Gualeguay se pidió la revisión de la prisión preventiva para.

Se realizará hoy la audiencia de partes ante el Tribunal Superior de Juicios y Apelaciones de Gualeguay para la revisión de la prisión preventiva de Nahir Galarza, única imputada por el crimen de Fernando Pastorizzo, ocurrido el 29 de diciembre de 2017 en Gualeguaychú.

Se desconoce si la joven estará presente en dicha audiencia, ya que en la anterior decidió no hacerlo.

La defensa de Galarza, conformada por los abogados Jose Ostolaza, Horacio Dargainz, Dario Germanier y Pablo Sotelo efectuó también los pedidos de recusación del Fiscal Sergio Rondoni Caffa y del Juez de Garantias Mario Figueroa, que deberá resolver el Tribunal Superior de Casación Penal de Paraná.

Cabe recordar que la familia Pastorizzo-Mantegazza, padres de Fernando, están representados por los abogados Juan Carlos Peragallo, Sebastián Arrechea y Rubén Virué.

La audiencia de revisión de prisión preventiva que en Gualeguaychú se renovó por otros 45 días, se llevara a cabo a las 9 de la mañana. El Tribunal estará conformado por los jueces, Darío Crespo, Roberto Cadenas y presidido por la jueza Maria Angelica Pivas, precisa Maximaonline.

Nahir Galarza está alojada en la Comisaría de Minoridad y Violencia Familiar desde el día. en que se cometió el crimen. Ha estado recluida en ese lugar hace exactamente tres meses y durante todo este tiempo sus abogados han tratado por todos los medios de lograr que abandone la celda y aguarde el inicio del juicio en su casa.

Hasta el momento eso se le ha negado en cinco oportunidades y el martes próximo su nuevo buffet de abogados espera conseguir la ansiada excarcelación

El caso

El homicidio a Fernando Pastorizzo fue cometido en la madrugada del 29 de diciembre del año pasado, donde la víctima fue encontrado en la calle con un tiro en la espalda y otro en el pecho, y su moto y dos cascos tirados a su lado.

La joven estudiante de abogacía declaró en tres oportunidades, dos el día del crimen, la primera vez fue como testigo a pocas horas de que se encontrara el cuerpo de su ex con dos disparos; la segunda, 12 horas después, donde se quebró, reconoció el crimen y luego debió ser alojada en el ala de Salud Mental del hospital Centenario por una crisis de nervios.

Fue en esa segunda declaración que quedaron preguntas sin hacerse por el estado emocional de la imputada.

La tercera vez fue el 16 de enero donde declaró ante el fiscal por casi tres horas y expresó que los dos disparos fueron accidentales.

“Fue un accidente, no supe qué hacer, me pudieron los nervios. Nunca en mi vida se me cruzó en la cabeza que podía matar a una persona, ni siquiera por todo el mal trato que me hizo”, declaró ante el fiscal. Y pidió aclarar lo siguiente: “En la anterior declaración que hice, que lo que dije lo hice porque no quería que lo culpen a mi papá, porque era su arma. Yo no quería que él tuviera problemas y no le había contado a mi papá lo que había pasado. No sabía qué decir, no sabía qué hacer. Entonces dije lo que dije. Ese día todos defendían a Fernando? y yo si contaba eso nadie me iba a creer”, declaró ante el fiscal.

“Ahora estoy más tranquila y pude reconstruir lo que me pasó y ahora tengo la culpa de por qué agarré el arma o por qué no la tiré. No quería que pasara eso. Para mí fue un accidente, no supe actuar porque me ganaron los nervios, nada más”, declaró Nahir.

Y aseguró que nunca supo del resultado fatal, hasta que la madre de Fernando la llamó por teléfono ese 29 de diciembre a las 7:30 y ahí reaccionó sobre lo ocurrido.

Pero según la investigación que llevó adelante el fiscal Rondoni Caffa, los hechos ocurrieron de otra manera y por eso la imputó por el delito de homicidio doblemente agravado por el uso de armas y la relación de pareja y esa perspectiva es coincidente con el caso que lleva adelante la querella a través del abogado Rubén Virué, quien adelantó que le sumará la figura de la alevosía, es decir, “una circunstancia agravante de la responsabilidad criminal cuando se lleva adelante un delito a traición y sobre seguro. Se trata de un homicidio que se comete aprovechando la indefensión de la víctima, que permiten dar una muerte segura sin riesgos para el autor”, tal como lo referenció el abogado de la mamá de la víctima. (El Once)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))