El aumento de las tarifas de transporte, luz, combustible y las cuotas de las prepagas genera nuevas tensiones y un malestar importante en toda la ciudad. Los tarifazos de esta semana causaron la indignación de los usuarios que se traspasó a las redes sociales donde muchos compartieron su enojo y publicaron fotos con boletas que marcaban diferencias en los precios mes a mes.

“Hoy me llegó la factura de luz, estoy pensando en vender un riñón para pagarla”, fue una de las ironías publicadas en las redes. En esta línea desde LA CALLE consultamos a la ciudadanía y comerciantes de la Histórica quienes coinciden en la bronca y la difícil tarea de llegar a fin de mes cuando los bolsillos están cada vez más flacos.

También la resistencia de los aumentos se ve en el proceso inflacionario. En este aspecto entidades de consumidores aseguraron, por ejemplo, que el avance de la electricidad es irracional, al punto que puede provocar un aumento en la incobrabilidad para las empresas prestadoras del servicio. El punto es que el combo de subas de la electricidad, los combustibles, el transporte, entre otros, se traslada directamente a los precios y afecta la capacidad adquisitiva de la población. “Esto se debe a que se modifica la estructura de costos de las industrias y los comercios. Si encima no hay controles, y hay subas permanentes, los comerciantes se aprovechan para remarcar de manera preventiva más de la cuenta”, planteó Consumidores Libres. La entidad agregó que “los usuarios terminan pagando más de una vez estos aumentos. Por ejemplo, la suba de la luz la pagan en las boletas que llegan a sus hogares pero también por el incremento de los alimentos en la góndola del supermercado”.

 

La voz oficial

Por su parte el Presidente de Enersa, Jorge González, hizo referencia al aumento y explicó. “Este es un tema que venimos charlando con el Gobernador, quien ante la firma de convenio con los arroceros, expresó públicamente la preocupación por este aumento de tarifas que ha habido durante el año 2017, fundamentalmente en el precio mayorista”

“La factura se compone con varios elementos esenciales que son el precio mayorista, que compramos nosotros y los otros cargos con los impuestos nacionales, provinciales y municipales. Lo que ha aumentado notablemente durante el 2017 fue el precio mayorista que aumento un 173 % y eso cuando uno lo traslada al usuario claro que repercute notablemente”, declaró González quien añadió: “hemos escuchado al Ministro Aranguren en los medios nacionales donde dijo que iban a seguir quitando subsidios en los precios mayoristas y para este 2018 se prevén más aumentos que se traducen al 18% de esta semana, el 25% dentro de un tiempo y un 30% para cerrar el año. La idea que ellos plantearon en pocos años es salir de ese amesetamiento que había en los precios mayoristas y pasarlo al valor real, todo eso se aplicó en este año y si tomamos desde el día que asumió el gobierno de Cambiemos a la fecha, aumentaron un 833% y eso nosotros lo tenemos que trasladar en la tarifa del usuario que hoy está pagando ese valor y que cada vez se va a ir acrecentando más con el tiempo”.

En cuanto a los costos operativos recalcó: “se van actualizando respecto de la inflación y la variación de los precios, si realmente se da una menor inflación este año, nuestros costos serán menores, pero lo que ha incidido notable y fuertemente ha sido el precio mayorista”.

Cabe señalar que algunos referentes de pequeñas y medianas empresas se reunieron ayer con el ministro de Energía, Juan José Aranguren, para evaluar el impacto que tendrá el avance de la luz. Desde la CAME plantearon que esto impacta fuertemente en la rentabilidad y competitividad de sectores que requieren mucha energía eléctrica como las economías regionales dedicadas a la fruticultura, la olivicultura y el arroz. (La calle)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))