Las autoridades municipales y los integrantes de la comisión organizadora de la Fiesta Nacional de la Playa de Río brindaron ayer una conferencia en la que dieron a conocer los primeros números de la trigésima edición, que arrojó un saldo negativo que deberá ser afrontado por la propia comuna.

Fue presentado este jueves el balance provisorio de la Fiesta Nacional de la Playa de Río, durante una conferencia de prensa encabezada por el intendente José Lauritto y el presidente de la comisión organizadora, Gastón Izaguirre, junto al viceintendente Martín Oliva; el secretario de Cultura, Turismo y Deportes, Marcelo Herlein; y demás funcionarios e integrantes de la comisión organizadora.

 

La fiesta en números

El coordinador de Control de Gastos, Fernando Picart, detalló que, como resultado de los ingresos y los egresos, el saldo deficitario es de $ 928.823,25, los cuales serán cubiertos con fondos municipales. Los ingresos incluyen 13.002 entradas vendidas, lo que representa $ 2.067.340.

A esto se suman 1.184 plateas vendidas, sumando ingresos por $341.400. De este total, $135.250 corresponden a plateas para la noche de Jorge Rojas, $129.600 para el espectáculo de Axel y $76.550 la noche de cierre con Palito Ortega y Los Palmeras. Otras ganancias corresponden a los 4.301 autos que pagaron estacionamiento, sumando $42.720, en tanto $1.318.524,09 ingresaron en concepto de sponsors y aportes privados y del Gobierno de Entre Ríos. En suma, los ingresos fueron de $4.272.814,66.

Por otra parte, en los egresos se incluyen $86.063 por gastos y traslados de Luciano Pereyra y su equipo (sin contar honorarios artísticos dada la suspensión del espectáculo), $761.000 en todo concepto para la presentación de Jorge Rojas, $214.170 de Eruca Sativa, $1.062.956 de Axel, y $1.056.039,60 por Palito Ortega y Los Palmeras. Todo suma $3.338.228,60 por pago de producción artística integral.

Los gastos también incluyen servicios de emergencias, bomberos, custodia y alquileres varios, sumando $372.278,48; $1.087.340 de producción técnica, $ 28.790,82 de logística, y $248.468,22 por derechos de Sadaic y AADI Capif.

Considerando los $325.000 de ingreso por entradas compradas anticipadamente para el espectáculo de Luciano Pereyra, las cuales no fueron devueltas sino utilizadas para otras noches, el balance entre ingresos y egresos resulta de $928.823,25 de déficit.

 

Avances que son signos positivos

Dentro del balance económico negativo, el Presidente de la Comisión de la Fiesta de la Playa, Gastón Izaguirre, quiso ver el costado positivo: “nosotros como comisión hemos hecho el mejor trabajo pensando en esta fiesta que es la más importante que tiene Concepción del Uruguay. Creemos haber logrado un montón de objetivos cumpliéndolos y superándolos en muchos aspectos, el dato de la participación de los sponsors es uno de ellos”.

“La posibilidad de tener que suspender una fecha y una jornada que para nosotros era la primera, con toda la expectativa que eso significa, y que tengamos que haber resuelto, técnicamente hablando, en menos de 24 horas al otro día como si nada hubiese pasado, creo que habla a cuentas claras de que el grupo técnico también trabajó muy bien respecto de quiénes iban a brindar esos servicios para que si nos ocurriera, algo como lo que nos ocurrió, la fiesta podría resolverlo sin tener ningún tipo de consecuencias en la organización y eso también fue para nosotros muy importante”, señaló Izaguirre a la vez que agregó: “en base a esas cuestiones organizativas estamos más que conformes por el trabajo que se hizo. Que nos falta sí, todavía hay cuestiones que tendremos que resolver, como por ejemplo el ingreso a la fiesta, pero hemos tenido que sobrellevar muchísimas situaciones repetidas donde mucha gente ingresó sin abonar la entrada a la fiesta y eso nos trae consecuencias negativas en los números de ingreso y también económicamente hablando”.

 

Sobre la noche de Luciano Pereyra

Respecto a la actuación de Luciano Pereyra que fue suspendida por el temporal, Izaguirre explicó: “era la de mayor expectativa de la Fiesta. Esa noche tenía anticipadamente venta de plateas y entradas superando las tres noches que tenían plateas, era superior el número de anticipadas vendidas, lo que nos daba la pauta de que estábamos ante la noche con mayor presencia de público”. Ya pasada la Fiesta, corre un plazo de 60 días para fijar nueva fecha, estando pago el 100% de los honorarios. “Tenemos que definir con ellos si se acuerda la actuación en nueva fecha o se rescinde. La primera idea es que venga Luciano Pereyra, y si no nos ponemos de acuerdo, se deberá rescindir, negociando la devolución del caché. Lo más lógico es que se avance para una reprogramación ”, concluyeron desde la organización. (La calle)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))