Camioneros de Granos Autoconvocados permanecen a un costado de la ruta 14 para pedir que se respete la tarifa que estipula la AFIP. Denuncian que productores y acopiadores le pagan hasta un 35% menos. La medida es por tiempo indeterminado.

Hace diez años, en 2008, el kilómetro 53 de la Ruta Nacional 14 se transformó en el centro neurálgico de las protestas del campo en contra de las retenciones a agro, transformando a Gualeguaychú en el epicentro de la lucha rural.

Pero una década más tarde, el kilómetro 53 es ocupado por los Camioneros de Granos Autoconvocados, quienes llevan adelante una medida de fuerza -nacional y por tiempo indeterminado- para reclamar que los productores rurales y los acopiadores les paguen lo que corresponde por tonelada de carga y que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) los obligue a respetar la tarifa que el ente impuso pero que no controla su aplicación.

Piden cobrar lo que el Estado estipuló que deben pagar los productores rurales, los mismos que protestaron en ese lugar en 2008.

“Para hacer un viaje, nosotros tenemos una serie de gastos fijos, como combustible, goma o peajes. Ese número es el que pone la AFIP como referencia, y sólo se puede rebajar o aumentar un 10%. Pero el productor y el acopiador nos pagan mucho menos que ese 10% permitido. Exigimos que se comience a respetar la tarifa impuesta, porque de lo contrario no nos dan los números”, sostuvieron los camioneros autoconvocados en la Ruta Nacional 14.

La protesta comenzó el minuto cero del martes 20 de enero, y en ninguno de los puntos del país donde se concentraron y manifestaron hubo cortes de ruta.

“Y el problema que tenemos también cuando facturamos el precio que nos pagaron es que no coincide con el de la tarifa, entonces lo primero que piensa la AFIP es que esa diferencia nosotros la cobramos en negro, cuando no es así”, se quejaron y agregaron: “No entendemos cómo la AFIP no pone el ojo en este punto y hace que su tarifa sea respetada: el porcentaje que cobran es a partir del que nos pagan a nosotros, y si obligaran a pagar lo que corresponde ingresaría más plata a las arcas del Estado”.

En promedio, los manifestantes informaron a ElDía (mostrando la documentación que acredita los motivos de la protesta) que es un 35% menos lo que usualmente pagan como tarifa: “El 35 % que nos sacan ellos es la ganancia de nosotros. Y si a esto le sumamos el constante aumento en el combustible, el mantenimiento del camión y la renovación de permisos y carnets, nuestro labura termina no existiendo”, recalcaron.

En Gualeguaychú, son más de 30 los camioneros que se manifiestan desde ayer a un costado del camino sin entorpecer el tráfico vehicular o cortando la ruta. Su único fin es hacer que los camiones que transportan granos vuelvan a destino para que así, de esta manera, hacer que los responsables del reclamo sientan el efecto de la protesta.

“Trabajamos extorsionados, porque si no aceptamos lo que nos quieren pagar llaman a una empresa de transporte que tiene 300 camiones y les hace el trabajo. Y si nosotros no trabajamos, no nos entra un solo peso, ni para mantener a nuestras familias ni para mantener a nuestros camiones”, resaltaron.

Los Camioneros de Granos Autoconvocados se mantienen firme en la ruta, pero saben que sin el sindicato de camioneros apoyando la medida, sus fuerzas son acotadas: “El paro es por tiempo indeterminado, pero un mes no podemos estar parados porque si movemos el camión nuestra familia no come”.

“Es inaudito: con este abuso que hacen contra nosotros, los camioneros independientes, se atenta también contra nuestras vidas y contra la seguridad vial: muchos de nosotros, a fin de mes, promedian una ganancias de 20 mil pesos. Y con eso nosotros tenemos que alimentar a nuestra familia y además mantener nuestro camión, que es una herramienta de trabajo. Nos están obligando a que dentro de poco tengamos que elegir entre comprar los útiles a nuestros hijos o cambiarle las luces al vehículo. Y eso no puede ser posible”, argumentaron.

“Con los números actuales hasta se nos hace casi imposible cambiar las gomas porque no nos da. Y si tenemos que cambiar la unidad, solo podemos pensar en un usado que no sabés nunca en qué estado está. Nos pasamos muchas horas al volante y para nosotros no hay ni sábados ni domingo. En cambio, los productores hacen fortunas con el maíz, el trigo y la soja ¿Por qué tienen que hacer negocio con los camiones entonces si el negocio de ellos es el cereal? ¿Por qué tienen que robarnos?”, concluyeron. (El Día)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))