En audiencia desarrollada este lunes en horas del mediodía, en el Juzgado de Garantías de Concepción del Uruguay, se dictó la prisión preventiva para el hombre acusado de herir gravemente a una muchacha durante un confuso episodio ocurrido el pasado fin de semana en zona del Barrio Malvinas Argentinas.

Se trata de Rolando Miguel González de 76 años de edad, acusado de “tentativa de homicidio” quien es representado legalmente por el defensor particular, doctor José Pedro Peluffo, causa que lleva adelante la fiscal, Gabriela Seró.

La audiencia fue presidida por la juez de Garantías en turno, doctora Melisa Ríos que tras la presentación de las partes, entrevistó al imputado y dio la palabra a la fiscal, quien relató los hechos y dio a conocer los elementos disponibles para mantener la acusación, así como las diligencias pendientes.

 

Palabra de la fiscal

Como se señalara anteriormente, la doctora Seró relató los hechos, señalando que el incidente se habría originado cuando dos personas de apellidos Rojas y Alberia protagonizaron un incidente frente a la casa de González.

“Tras la discusión entre Albeira y Rojas, este último ingresó a la casa de González, quien momentos más tarde salió vistiendo solo una bermuda y con un arma en la mano, efectuando al menos 3 disparos contra la gente que estaba en la vereda del frente, impactando uno de los disparos en la joven (JA), de 18 años, quien estaba con su hijo de 9 meses en brazos. La joven fue llevada al hospital donde fue intervenida quirúrgicamente y este lunes volvería a ser operada, encontrándose en grave estado con riesgo de vida”, relató la fiscal.

Según el informe médico, la muchacha presentaba una lesión perforante en abdomen, sufriendo lesiones en el duodeno, cono trasverso, hígado y hemoperitoneo en cavidad abdominal compatible con arma de fuego, destacando que el proyectil quedó alojado en la zona lumbar y sería riesgoso su remoción.

En su alegato, la doctora Seró destacó que hay varios testimonios que lo sindican a González como el autor de los disparos, algunos indicando que fueron cinco tiros y otros tres, pero todos coinciden en señalar que fueron varios y las circunstancias del hecho, agregando que del suceso pudo haber más víctimas, ya que disparó contra la gente directamente.

La fiscal dijo que el acusado declaró que se defendió cuando sus vecinos intentaron entrar a la casa, pero esto no coincide con lo averiguado hasta el momento, razón por la cual solicitó una inspección al lugar con los peritos de Criminalística a realizarse en los próximos días y la toma de declaraciones a otros testigos del barrio.

También hizo hincapié en que el acusado escondió el arma de fuego, por lo que considera que puede (en caso de quedar libre) entorpecer la investigación, razón por la cual solicitó la prisión preventiva por 60 días para continuar con las diligencias, considerando que la pena por el delito imputado, será de prisión efectiva, al tiempo que se deberá aguardar que la víctima se recupere y pueda declarar.

 

La Defensa

A su turno el doctor Peluffo se opuso al pedido fiscal, recalcando que su cliente es un hombre de avanzada edad, con problemas de salud, sin antecedentes y un trabajador de toda la vida, que se vio obligado a actuar de esa manera en defensa, ya que estas personas atacaron su casa e intentaron agredirlo, entre otras formas, (tras romperle la venta y la puerta) arrojándole un cuchillo e intentando prenderle fuego una garrafa de gas, asegurando que no hay elementos para sostener que González hubiera querido atentar contra la vida de la joven y cuestionó el relato de la fiscal.

El defensor dijo que ya existen problemas anteriores entre familias, incluso una causa que no llegó a su fin, que se iniciara cuando un miembro de la familia Alberia, hirió a su hijo de arma de fuego hace tiempo atrás.

El defensor pidió que en caso de aplicarse la medida, se haga bajo prisión domiciliaria a cuidado de familiares, considerando por otra parte la avanzada edad de su cliente y la falta de antecedentes, alegando además que fue él quien ofreció la entrega del arma a la Fiscalía y justificando la tenencia de la misma por parte de su defendido por desconocimiento de la ley.

Escuchadas las partes, la doctora Melisa Ríos, consideró que se daban los presupuestos para dictar la medida solicitada por la parte acusadora, ya que se está ante un delito muy grave, razón por la cual dispuso la medida pero por el plazo de 45 días y su alojamiento en la UP4, dado que cuenta con personal médico para atender a González en caso de necesidad, pero también dispuso que se estudie su historia clínica para confirmar si este puede estar detenido en esas condiciones, pudiendo reverse la medida si fuera necesario y si la Defensa presenta un lugar seguro de alojamiento.

Fuente: 03442

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))