Este miércoles, aproximadamente a las 19, fue hallado sin vida un hombre de 43 años. Estaba en el interior del pequeño departamento donde vivía, en Pasaje Perren, en inmediaciones de Don Bosco y Ramírez, de Paraná.

Personal policial y funcionarios judiciales se hicieron presentes en la vivienda, alertados por los vecinos que indicaron sobre “el olor nauseabundo” que provenía de la casa. Al mismo tiempo dijeron que “desde hacía varios días, que no se veía al hombre que vivía en el lugar”.

El subjefe de comisaría cuarta, Diego Cáceres, indicó que con la presencia del fiscal Ignacio Aramberry, se abrió la puerta que se encontraba con llave desde el interior. No había indicios de una situación violenta.

Si bien no hay indicios que se esté frente a un homicidio, el fiscal ordenó para aclarar las causas del deceso, la autopsia correspondiente en la morgue de Oro Verde.

Personal de la Dirección de Investigaciones y de Criminalistica realizaron el trabajo pericial y de recolección de datos para complementar toda la información que le permita al fiscal establecer cómo se produjo el deceso del hombre.

“Aparentemente se trataría de una muerte natural, pero se trabaja para establecer el motivo del fallecimiento”, dijo el funcionario policial. Se recolectaron elementos en la vivienda que servirán para el avance de la investigación.

Se trata de “José Hock, de 43 años, oriundo de Viale, que desde hace diez años vivía en Paraná. Vivía solo, y habitaba el lugar desde hace un mes”, informó Cáceres.

Habría trabajado como remisero, indicaron vecinos de la zona a la policía. (El Once)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))