Para el cuerpo forense de Paraná, la muerte de los mellizos de Villa Elisa, que se descompensaron cuando tenían sólo un año y medio de vida, “es un caso extraordinario”, explicó el fiscal Alejandro Perroud.

Sigue el misterio en torno a la muerte de los mellizos de un año y medio fallecidos en el hospital Justo J. de Urquiza de Concepción del Uruguay, con pocas horas de diferencia y cursando un cuadro similar, tras descompensarse en la ciudad de Villa Elisa cuando permanecían en casa de su abuela, en agosto último.

En diálogo con diario El Entre Ríos, el fiscal que lleva adelante la causa, Alejandro Perroud, comentó las últimas novedades del misterioso caso.

“Cada 15 días estoy en contacto con el cuerpo médico de Paraná. Las muestras que deben realizarse para determinar si hay algún resto de veneno se van a remitir a un laboratorio de La Plata que tenía su equipo roto”, comenzó diciendo.

Perroud recuerda que en la autopsia fueron encontrados metabolitos de medicamentos que podrían haber ingerido en el hospital cuando se intentaba salvarles la vida, los cuales coinciden con el ibuprofeno que le había suministrado la abuela durante la tarde previa al deceso, porque estaban congestionados. “Hay algo oculto que todavía no se ha detectado. Tiene que haber algo más que no surgió en los estudios hasta el momento. Tomamos muestras de todo lo que había en la casa y no surgió nada que pueda haber ocasionado la muerte. El cuerpo médico forense analizó todo con la última bibliografía al respecto, pero de la autopsia no surge nada contundente, ni siquiera tenían la tráquea lastimada como si hubiesen ingerido algo corrosivo. Los nenes estaban bien nutridos y sanos”, agregó.

“Para los médicos de Paraná este es un caso extraordinario, realmente muy llamativo. La muerte fue provocada por un edema de pulmón; qué la causó, no se sabe. Por el momento se inclinan por algún tipo de veneno”, concluyó el fiscal. (El Entre Ríos)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))