Publicamos el análisis de especialistas realizado en la página www.otrocrimen.com

Personalidad narcisista seductora, inquietante y fatal que puede llegar a consumar un acto homicida cuando su presa intenta salirse de su red arácnida atrapante. Imperturbable y fría, alejada de toda manifestación de angustia. ¿Por qué Nahir Galarza mató a Fernando Pastorizzo? En esta nota, la opinión de la Magíster en Ciencias Criminológico-Forenses, Patricia Martínez Llenas.

Se dice, no puede ser si es una niña; tiene aspecto angelical; es tan bonita; ella lo quería, eran sólo celos adolescentes; no puede ser, son cosas de chicos…

Pero, habría que remontarse a la historia personal de esta joven de 19 años, que según parece es inteligente, estudiante de derecho, deportista, buena hija, pero tiene una historia amorosa conflictiva con un chico de 21 años desde que eran adolescentes. Iban y volvían en un vínculo problemático; ella se enojaba mucho con él, y últimamente se los vio discutir seriamente en una discusión de boliche.

Nahir tuvo una situación extraña a los 16 años cuando simuló y planeó un auto-secuestro, que finalmente no prosperó, cuestión nada habitual que llama la atención del más desinformado en cuestiones de psicología de la personalidad. Por otro lado, se ven sus fotos, posando siempre para mostrarse desde la mejor de sus posturas, cuidada en todos los detalles mínimos relacionados con la belleza y sensualidad.

¿Cuál es el precio que debió pagar el joven Pastorizzo por intentar dejar a Nahir, salirse del vínculo que los unía a ambos, por defraudar a Nahir en su auto-valoración narcisística? Por las informaciones que se leen y escuchan, ella pretendía mantener a raya a su novio en una relación de control y poder despiadado, no importando el precio que éste debía pagar para continuar a sus órdenes en un vínculo amo-esclavo.

Hay chats del chico donde permite pensar en lo escrito ut supra; hubo maltratos psíquicos y físicos, venganzas, amenazas, insultos y finalmente lo más temido: el pasaje al acto criminal de Nahir.

El psicoanalista Otto Kernberg escribió mucho sobre los trastornos narcisísticos y borderlines de la personalidad; especialmente habló del Narcisismo Maligno como una entidad psicopatológica que se caracteriza por una personalidad cruel, malvada, sin sentimientos de culpa, en personas sumamente inteligentes, que las encontramos entre los niveles superiores de empresas, directivos, siendo personajes reconocidos, respetados por el entorno social, admirados. Pero siendo una mujer, se puede decir que los atributos bien pueden encontrarse en rasgos relacionados con todo aquello que haga brillar a la persona que los porta. ¿Pero qué pasa con lo afectivo, con la empatía en los vínculos con los otros? Pues nada, no hay empatía sino que el vínculo contiene características de servidumbre, uno le sirve al otro para mantenerlo sereno, equilibrado, compensado en todo eso que es resentido como la falta, vacío, aburrimiento. En ese sentido se puede pensar en un vínculo parasitario por parte del demandante, ya que requiere del otro para poder vivir, lo parasita, le quita lo mejor para sí no obstante el otro parasitado se va debilitando progresivamente. Es el mismo modelo como poder definirlo también como un vínculo vampirizador, donde el victimario requiere de la sangre de su víctima para poder seguir con vida. Así pues estimo que fue la relación amorosa de Nahir con Fernando.

Personalidad narcisista seductora, inquietante y fatal que puede llegar a consumar un acto homicida cuando su presa intenta salirse de su red arácnida atrapante.

¿Pero, por qué lo mató? Porque dejó de ser la presa sometida, intentó liberarse y dejarla para continuar con su vida solo, sin ella. Y produjo una gravísima descompensación en el narcisismo maligno de Nahir, ¿sin él cómo podría continuar viviendo? ¿Cómo se atreve a dejarme? ¡Debe morir, porque me mata! Nahir no tuvo el tiempo necesario para reemplazarlo por otra víctima, lo necesitaba para poder funcionar satisfactoriamente.

Así afloraron sentimientos y actos de desmesurada crueldad, golpes, insultos soeces, y finalmente el asesinato frío y calculado. Luego llegó la respuesta conductual y comportamental acorde a su tipo de personalidad: imperturbable, inmutable, fría, alejada de toda manifestación de angustia y tristeza a raíz de lo sucedido.

http://www.otrocrimen.com/crimen-de-gualeguaychu-el-perfil-de-nahir-galarza-segun-los-especialistas

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))