Revelaron que el diagnóstico dio positivo. La familia deberá analizar si decide iniciar causas penales.

Waldemar Migueles falleció por un cuadro de hantavirus, según se confirmó a través del análisis de este viernes. El trabajador avícola de 38 años murió hace dos días de un grave y complicado cuadro respiratorio y se supo finalmente la causa.

El dato fue revelado por Verónica Toller, de Infoner, a través de uno de los médicos a cargo del caso pero que pidió reserva de su nombre. “Urge hacer prevención con el resto de los compañeros de trabajo en la misma granja”, le advirtió.

Alfio Gette, abogado que representa a Marisa Verón, la pareja de Migueles, radicó las dos denuncias que obran tanto en la Justicia como en el Nodo Epidemiológico zonal y la Dirección respectiva de la provincia de Entre Ríos.

En cuanto a los demás análisis, dio negativo el estudio de diversas gripes, hecho en laboratorios de Paraná. Se aguarda aún el resultado de la investigación de leptospirosis, que se lleva a cabo en laboratorios de Santa Fe, aunque el de hantavirus ya dio positivo.

Según supo AHORA, luego del santo sepulcro y con los resultados del análisis en mano, la familia se reunirá con el abogado para definir cuáles serán los pasos a seguir y si deciden iniciar causas legales. “Podría tipificarse dentro del artículo 189 del Código Penal, por estrago culposo”, adelantó Gette.

En este sentido, apuntan a la clausura de la granja avícola Donvil. “Estoy casi seguro de que estamos frente a un caso de hantavirus, tengo una chacra frente a esa granja y me consta la existencia de ratas”, había dicho este viernes, de manera previa a conocerse los resultados de hantavirus.

De hecho, el propio trabajador fallecido había tomado esta imagen con su celular: (Canal 9)

Escuchanos en FM 102.5 MHz | Sonido Digital & RDS | LRM774 Génesis Multimedia ((HD Radio))